miércoles, 30 de diciembre de 2015

Nostalgia

Verla es aire de nostalgia, de situaciones pasadas; alegrías compartidas y destinos cruzados. Ella tiene algo que siempre me voló la cabeza; algo dentro suyo, en su forma de ser. Una esencia tan particular y a la vez tan hermosa que no puedo describirlo simplemente con palabras. Es que cada vez que hablo con ella o la veo no puedo evitar sonreír. Siento que estando cerca de ella jamás voy a sentirme mal o triste, porque, desde dentro suyo, emana una extraña sensación de simpatía que hace que cada parte de mi ser encuentre paz y vuelva a disfrutar. Pasar tiempo cerca suyo es como tomarse vacaciones de la vida, descansar en el lugar mas tranquilo que puede haber y resetear tu estado de animo, volver a empezar, pero esta vez lleno de energía.

Su risa es tan especial que no podría encontrar en otra mujer algo que se pueda asimilar a lo que se forma en sus labios al sonreír. Su mirada no hace más que hacer juego perfectamente con su sonrisa, acompañándola con su achinada presencia y su inocencia escondida. Ella es la niña que creció sin darse cuenta del cambio; hablar con ella hoy es lo mismo que hablar con la adorable y frágil mujer de hace unos años, sólo que esa mujer creció en experiencia y sabiduría. A base de prueba y error, de caer y levantar, de sufrir y probar, de intentar y fallar, pero también de encontrar, de salir y luchar, de sonreír para no llorar y llorar para no explotar. Su corazón es fuerte como la piedra, pero su alma es frágil como el cristal. Basta con hablar con ella para darte cuenta de que mantiene una cantidad de miedos dentro suyo que la atormentan; pero es tan aguerrida y, sin escapar de su autenticidad, no deja que eso la detenga y sigue dándole al mundo un regalo hermoso: su sonrisa. 


Batallas ganadas, batallas pérdidas, su vida fue un constante de batallas. La soledad, la amistad, el amor y el futuro sus miedos. Las almas cercanas, su familia, Dios, su esencia y la esperanza sus fortalezas. Nadie jamás debería atentar contra su simpatía, nadie jamás debería hacer que esta adorable sobreviviente de la vida caiga una vez más. Yo jamás lo permitiría, sería como atentar contra el cielo. Un alma como la de ella merece ser libre, arrasar con el mundo y festejar que la vida no es sólo batallar sino también disfrutar. Su alma merece ser libre y jugar con el destino, desafiarlo y ser feliz siendo ella misma. Disfrutar del amor, de la amistad y de sus sueños; luchar cada día por conseguir lo que pretende y encontrarse a si misma. Amar y dejarse amar, desafiar a un destino cargado de malas jugadas y seguir apostando por el premio mayor. 

Su autenticidad es su marca registrada, de eso no hay duda. Siento orgullo poder acompañarla desde la posición donde me toque estar, para apoyarla, para escucharla, para abrazarla y contenerla, para bromear con ella y hacerla sonreír o para lo que necesite; ella es una gran parte de mi vida y lo seguirá siendo siempre. Porque lo más probable es que pueda vivir sin ella, pero yo tomo la decisión de pasar tiempo cerca suyo, cerca de su alma, cerca de aquello que me vuela la cabeza. Y siento, cada día que vuelvo a hablar con ella, que es una de las mejores decisiones que he tomado a lo largo de toda mi vida. 


lunes, 16 de noviembre de 2015

Pensarte

Me gusta pensar que, en algún momento de nuestra existencia, habrá un instante para nosotros dos. Un momento en que la vida y el destino se tomen unos segundos de recreo y podamos disfrutar de un regalo divino. Podamos disfrutarnos mutuamente, mirarnos y dejar que el tiempo fluya a nuestro alrededor. Sin importar quien este, ni a donde estemos, ni cuanto tiempo pasemos juntos, simplemente mirarnos y dejarnos llevar por lo que nuestro corazón está a gritos insinuando. 

Me gusta pensar que ese momento esta pronto, allí donde el sol sale por primera vez del día a saludarnos, o aquel crepúsculo que nos deja un cálido sabor de nostalgia o la noche, tan estrellada como nunca antes habíamos visto, donde cada estrella tiene una razón de existir, un motivo de brillar, y es que estamos armando la historia de amor mas hermosa que jamas se haya contado.

Me gusta pensar que no hay escrúpulos para nuestro amor, que no hay obstáculos y que el único impedimento para que estemos juntos es ese absurdo miedo. Un miedo cargado de fantasmas y condiciones, de quejas y reproches. Un miedo lleno de angustia y malestar. Pero, lo mas insensato del asunto, es que este miedo termina logrando que fracasemos aun sin antes intentarlo. Que tiremos la toalla aun sin haber empezado la pelea. 

Me gusta pensarte en mis mejores y peores momentos. En lo que transito a diario me gusta tenerte en mi mente. Tener tu sonrisa, tu mirada, tu aroma tan particular, tus locuras de cabello y tu esencia tan peculiar. Sin duda, tus apariciones intencionales en mi vivir diario, hacen que la vida se torne cuesta arriba, que el pesar y las corridas de la sorteada rutina sean mas leve y que en mi se dibuje la mejor sonrisa que tengo. 

Me gusta saber que existís, que estás allí tan solo a unos kilómetros de distancia. Quizá algún día podamos disfrutar de esto que comento; o quizá sea simplemente ilusión mía, una simple ilusión de un soñador romántico como lo soy yo. Pero disfrutare el viaje para descubrir si es verdad, que en tu mas profunda alma, en tu esencia mas propia, navega un misterio que tanto bien hace a mi corazón





sábado, 24 de octubre de 2015

Magia

He descubierto que la magia realmente existe. No existe otra explicación ni otra hipótesis al respecto. Definitivamente la magia existe y la he descubierto al mirarte a los ojos. Aquellas perlas contenedoras de paz hacen que sin decir una sola palabra ni siquiera tocarte tu estado de animo cambie radicalmente y encuentres el camino a tu hogar. Cuando te mira ya no importa mas nada ni nadie, el tiempo te regala una parte de su ser para que con ella puedas disfrutarla. No importa cuanto tiempo pase, no importa en donde estas situado, cuando ella te mira tu vida empieza a tener sentido. 

Nunca he sentido esto, nunca lo había experimentado antes. Mirarla a los ojos paso de ser un simple descubrimiento a una adicción sin remedio. Quiero mas de eso, quiero mas de ella. Pensar en todo lo que podría sentir si pudiera estar mas cerca me emociona. Su mirada es de las mas especiales y hermosas que podría alguna vez haber visto. Pero ¿Que será de sus manos tocando las mías? ¿Sus labios rozando lentamente mis labios? ¿Sus delicadas manos acariciando mi rostro? ¿Sus palabras incitándome bellas caricias al alma? ¿Poder disfrutar de su paz todos los días? ¿Poder disfrutar con ella del regalo que el tiempo te hace cuando te mira? Mi cabeza y mi corazón no paran de tener esto presente. 

Espero poder disfrutar de todo eso y mas con ella. Tenerla cerca y hacerle el mismo bien que ella me hace a mi. Sin embargo se que, como la vida muchas veces no es tal cual uno se la imagina, si ella decide no tomar partido por lo que le expreso o su corazón esta desentonado con el mio, disfrutaré del camino que fui forjando al acercarme mas a su alma. Ella ya ha hecho mucho en mi, me ha enseñado lecciones hermosas sobre la vida y la paz sin siquiera pensar en hacerlo. Pero que feliz seré si decide acompañarme en este viaje llamado vida, surcando los altibajos y llegando a descubrir una felicidad absoluta. Crear momentos con ella es lo que mas anhelo en este momento, pero aun así, es hermoso saber que ella existe.



Momentos y diversidad

Me gusta pensar que la vida se resume en momentos. Vamos transitando diferentes momentos que van conformando lo que somos, lo que seremos y lo que fuimos alguna vez. A veces es necesario revivir estos momentos, otras veces olvidarnos y dejarlos atrás pero lo mejor de todo es crearlos desde cero. Crear momentos es lo que me mueve en esta vida. Buscar lugares, personas, circunstancias que puedan dar lugar a crear estos momentos para atesorarlos dentro mio y que poco a poco se conviertan en lo que soy. 

He vivido demaciados momentos, como todas las personas, algunos buenos otros malos pero siempre útiles. Creo firmemente que todos los momentos son importantes, de todos aprendemos y todos nos hacen crecer como personas. Nos convierten en lo que somos, en lo único que logra que podamos ser diferentes al resto de las personas. Nos hacen únicos e irrepetibles. Nadie transita los momentos como nosotros lo hacemos, nadie vive de la misma manera que como lo hacemos nosotros ni nadie es como nosotros. 

Pensar en esto me emociona porque me hace dar cuenta de que nadie es mejor ni peor a otra persona, simplemente es diferente. La diversidad del mundo hace que este sea maravilloso y una sorpresa constante. Encontrar gente diferente, con puntos de vista diversos y fascinada en cosas diferentes a las mías me emociona y me intriga muchisimo. 

Quizá no me alcance el tiempo de vida para descubrir todo lo que quiero encontrar de las personas. Quiero conocer todo tipo de gente, encontrarme con un amor ideal, aprender de modos y filosofías de vida y siempre apuntar a lo mismo. El crecimiento y el conocimiento es lo que me motiva a ir por mas, pero también la felicidad. Siempre pensé de la misma manera, que la felicidad no es un destino al que debemos apuntar sino un camino por el cual vivir. Realmente me siento feliz, con mis altibajos y mis miedos, pero feliz porque me encontré, me reconstruí y puedo decir sin titubear que me siento en paz.



lunes, 12 de octubre de 2015

Un amor encontrado

Respirar era algo nuestro. El aire lo compartíamos, así como también la pasión, el amor y el miedo. Estábamos creando futuro, lo sabíamos, pero el miedo es algo que cuando aparece en escena es muy difícil sacarlo del papel principal. Sin embargo yo no podía pensar en otra cosa que en ella. Mirarla al natural, sentirla cerca mio y surcar esos preciosos labios era lo mas hermoso que la vida me podía haber regalado. Sentir su mano sobre la mía, su pecho sobre el mio y su respirar en mi nuca. Era algo mágico, algo inigualable; jamas pensé que la felicidad se resumía en un simple momento, un simple instante: cuando ella estaba conmigo. 

Ni aunque el cielo se caiga, ni la tormenta mas fuerte azote nuestro barco, ni la vida se torne cuesta arriba y nos cueste ver el horizonte al cual nos dirigíamos. Ni aunque el miedo se apodere de nosotros y nos nuble la vista. Yo jamás dejaré de amarte. Sos todo para mi, mi cielo y mi suelo, mi día y mi noche, mi felicidad y mi descanso. Nada podrá jamás apagar el fuego que un día se encendió en nosotros, cuando por primera vez nuestras almas palparon el sentido perfecto de un amor encontrado. 




lunes, 3 de agosto de 2015

Mi mundo sos vos

Siento al verte,
con solo respirar,
que no faltan instantes
en mi vida
para hacerme ilusionar.


Mi mundo sos vos
lo sos en absoluto,
desde tu cabello
hasta tus pies
mi mundo sos vos.


Sonreís al amanecer,
y no puedo pedir mas
saber que existís
es lo único
que me hace despertar.


Solo te pido, mi amor,
que jamas muera
aquella sonrisa
que tanto bien 
hace al lugar.


Mi mundo sos vos
mis sombras y tu luz,
lo malo y lo bueno,
el error y el acierto,
mi mundo sos vos.







miércoles, 1 de julio de 2015

Punto y coma

Hoy decido volver a empezar, hacer callar aquella voz que tanto tiempo no me ha dejado descansar.

Hoy decido mirarme una vez más, sentir que este es mi cuerpo y aceptarlo sin vacilar.

Hoy decido volver a empezar, dejar de insinuar que todo pasará y hacer algo para que poder mejorar.

Hoy decido dejar atrás, aquella persona solitaria y deprimente que no quise ser jamás.
Hoy decido sonreír a la vida despertarme a la mañana y emprender un viaje de ida.

Hoy decido dejar de pensar en el nebuloso y tenebroso ayer y mirar en todo aquello que puedo lograr.

Hoy decido volver a creer que mis sueños no han caído y mis metas volverán a nacer.
Hoy decido colocar un punto y coma en la oración, no cerrar el libro con lo peor que fui sino enfocarme en todo aquello que siempre quise ser, aferrado a la promesa de que siempre se puede volver a nacer.

Creer en mí mismo, enfrentar el miedo y salir a vencer, dando lo mejor de mí en cada paso que me toque emprender, pero sobre todo no olvidando donde había estado, recordando que con Dios de mi lado nada ni nadie podrá hacerme caer

Hoy decido volver a empezar, poner un punto y coma a mi vida y dedicarme a soñar.





domingo, 17 de mayo de 2015

Quiero que seas vos

Quiero que seas vos, allí donde las mañanas se vuelven grises,
Donde el sol aparece y los dolores de un ayer irrumpen mi despertar.
Quiero que seas vos la que suture las heridas de un corazón de guerra
Atormentado y dolorido, sollozo por un camino de experiencias.
Quiero que sea tu voz la que al despertar me haga olvidar
Que alguna vez existieron gritos y que la vida
No era simplemente volver a levantarse, sino que se podía soñar.
Quiero de tu paz, de tu amor y de tu sinceridad
Que alegra mi vida tan solo con tu respirar
Iluminando cada pedazo de este frió y desolado corazón
Cansado de un viaje de rutinas y desamor.
Quiero que sea tu mensaje el que me haga sonreír
Que me convierta en el niño que algún día fui
Y me devuelva la ilusión que algún día perdí.
Quiero que seas vos, tal y como sos
Con tus diferencias y tus caprichos, con tus sonrisas y tus llantos

Te quiero a vos, simplemente como sos.





martes, 24 de marzo de 2015

Recuerdo

Había podido elegir cualquier recuerdo para mantener por la eternidad, pero elegí este. Elegí aquel día cuando te vi por primera vez, sonriente en el atardecer de un día frio y nublado. Realmente iluminabas el panorama, iluminabas mi panorama. Sonreías y el mundo temblaba a tu paso. Eras lo más hermoso que jamás podría ver. Sinceramente ya había abandonado mi creencia en el amor... pero te vi. Desde aquel día nada fue igual, mi vida se tornó una ida y vuelta entre tu sonrisa y mi corazón.

Desde tu precioso cabello hasta tu maravilloso caminar eras una escultura hecha por los mismísimos dioses. Todo de vos era asombroso, mi corazón gritaba de amor cuando te acercabas hacia mí. Me sonreías y definitivamente mi vida estaba completa. No podría pedir nada más, solo volverte a ver.


Es que jamás te diste cuenta el poder que generó en mí tu presencia aquel día. Abriste la puerta que tanto tiempo había mantenido cerrada. Me enseñaste que en la vida todavía se puede amar; todavía hay lugar en el mundo para el amor y mi lugar era con vos. No sé si algún día podré volver a verte, realmente deseo que sí. Lo único certero es que tu recuerdo en mi corazón se va a quedar y jamás te olvidare.




lunes, 16 de febrero de 2015

Chica misteriosa

Ella es la chica misteriosa. En el instante mismo en que nuestras almas se cruzaron me he encontrado en esta encrucijada por saber de ella… conocerla. Hasta el día de hoy, jamás he descubierto que misterio guarda su asombrosa alma. Vaga por los pasillos de la vida dejando un rastro de enigma que no hace más que incendiar mi mente de curioso asombro. Ella tiene algo que el mundo necesita: una sonrisa sincera. Rara vez se la ve con la cabeza rendida, sino que hace presencia de una dulce sonrisa, honesta y simpática, que irradia una energía increíble.

Podrá estar tu mundo en ruinas, pero basta que desenvaine su bella sonrisa para que encuentres el camino a tu hogar. Así es ella, la chica misteriosa, simple y humilde como ninguna otra. Con solo la entonación de unas simples palabras, la dulzura hace presencia y arrebata todo aquello sobrante del lugar. Sus ojos, que decir de ellos, grandes y penetrantes que asaltan tu alma sin pedir permiso. Se entrometen en tu mente y dejan una fragancia de infinita paz. Así es, su mirada es de intensa satisfacción, pero con un misterio aun sin descifrar.

Su historia, sus miedos, sus derrotas y sus triunfos, su alma, sus metas, sus luchas, sus sueños… Ya habrá tiempo para saber todo eso; por ahora, lo único que puedo hacer, es disfrutar del viaje, sabiendo que si hay algo en mi vida que necesite descanso bastará  simplemente mirarla a los ojos y sentir su sonrisa sobre mi alma. Porque así es ella, la chica misteriosa; cuando todo se sitúa en una fría y solitaria tempestad, su alma emana una paz que abraza tu pesar y deja que tu alma repose una vez más. 




martes, 3 de febrero de 2015

Caminando juntos

Su sonrisa, llena de paz
Silenciosa al andar, suculenta al pasar.
Su mirada, llena de amor
Abrazaba mi alma solo con respirar.

Su cabello, tan delicado
Que al viento disfruta surcar.
Su voz, tan dulce
Que al corazón incita a amar.

Pero sin dudar,
Su cualidad más especial,
Era la capacidad de volar.
Disfrutar el viaje, saborear el camino.

Ya sabias hacia donde viajar,
Tu destino estaba prefijado.
Pero nuestras almas se palparon,
Y sola jamás te has quedado.

No quedará oportunidad,
Ni en las más profunda tempestad
Ni en el más claro transitar,
Que mis palabras te van a entonar

Un te amo que nunca ha de faltar.




jueves, 29 de enero de 2015

Aún lo creo

Creía en un mundo sin fronteras,
Donde nadie era más que otro, donde reíamos sin cesar.
Creía en un mundo donde no importaban las banderas,
Donde el color de nuestra piel no nos hacía ganar.

Creía en un mundo de libertad,
Donde las cadenas del alma no existían,
Donde la imaginación era la máxima autoridad
Y, como un río sin caudal, nuestros sueños fluían.

Creía en un mundo alegre y lleno de paz
Donde las alegrías eran compartidas.
Creía en un mundo sin una furia voraz,
Que destruye todo dejando las esperanza vencidas.

Me niego a dejar de creer
Que es posible un mundo mejor.
Que si juntamos nuestras manos lo podemos hacer,
Y esta utopía no quedará como un simple rumor.

Aun lo creo, aun lo anhelo.
En la vida no todo es lluvia y dolor,
Hay una luz de salvación, basta mirar al cielo
Para darnos cuenta donde realmente está el valor.

Juntos, con amor y paciencia,
La vida puede ser un lugar mejor.
Donde vivir sea una armonía y la sonrisa su esencia,
Donde la paz reine y la esperanza sea su señor.




jueves, 22 de enero de 2015

Dejá que el momento te viva

Vive el momento. No, mejor aún, deja que el momento te viva. La vida no es más que un conjunto de momentos. Nos levantamos todas las mañanas para afrontar diferentes momentos durante el día que van a ir conformando lo que realmente somos. Así mismo, cada día es una nueva oportunidad, cada día es un nuevo amanecer y la vida te lo plantea para que lo disfrutes. Nos pasamos la vida intentando pensar que hacer, ideando estrategias para afrontar el futuro y así poder salir victorioso del mismo. Esto no está del todo mal, es más, es necesario en cierto sentido. Pero aún más necesario es que el momento te viva.

Sí, podrás pensar que quizá no estés preparado ni tengas las mejores herramientas para afrontar al momento; efectivamente, ese es el motivo por el cual el momento nos tiene que vivir a nosotros. Si logramos realizar que el momento realmente nos viva, podremos entender que es lo que está en nuestro interior. Cometeremos errores, seguro además; pero en la vida muchas veces hay que cometer errores, algunos efectivamente son errores, pero otros  nos daremos cuenta de que el mayor error de todos fue no haberlo intentado.


Simplemente dejá de hacerte problemas por cuestiones sin sentido o por situaciones que te exceden completamente. Deja que el momento te viva, dejate sorprender con lo que la vida tiene preparada para vos. Sonreí, disfruta y alegrate por las pequeñas cosas, así las más grandes sentirás el doble de felicidad. Sorprendete, supérate y crece con cada momento que te toque vivir. Mantenete siempre alerta a lo que la vida te quiere decir, abrí bien los ojos y siempre intenta aprender más y más. La vida no es simple, es verdad, pero tampoco es complicada; nosotros la complicamos y esa es la realidad. Cambia tu mundo, donde te toque estar y que tu sonrisa sea la marca registrada de tu vida. 



lunes, 19 de enero de 2015

La noche

Él miraba una vez más las estrellas; allí, solas en medio de un cielo completamente negro, parecieran que brillan sin ninguna misión particular. Nacieron simplemente para brillar, pensaba mientras las observaba. Luego de un rato, un pensamiento afloró su mente repentinamente. No nacieron simplemente para brillar, sino que brillan para mostrarnos que, aunque todo nuestro alrededor este negro, ellas siempre estarán allí, brillando. Su luz inundara nuestra noche de tinieblas intentando demostrarnos que cuanto más oscuro este nuestro mundo, ellas jamás se cansarán de brillar. Su perseverancia era de asombrar, pensaba mientras largaba una tímida carcajada.



Luego, un frió melancólico asomó sobre su alma al pensar si realmente ella estaba viendo lo mismo que él. Sabía que ella estaba lejos, ausente de su presencia. Sin embargo, una pregunta afloraba en su cabeza. ¿Sabrá que aquellas luces celestiales pueden darle una bocanada de esperanza a su vida?, reflexionaba mientras intentaba imaginarse su cara, su expresión, su pelo, su sonrisa. Las estrellas, brillantes y llenas de promesas, podían sin ninguna duda ser similares a lo que ella le trasmitía. En ese momento comprendió que aunque ella estaba ausente y lejos, su presencia nocturna iba a ser siempre bien recibida con aquellos astros celestiales. No importa donde esté ni hacia donde se dirija, solo bastaba mirar al cielo estrellado para encontrarse con ella. Así fue como aquel hombre comprendió que jamás iba a estar solo, sino que miles de estrellas iban a estar con él siempre.




miércoles, 7 de enero de 2015

Viaje a un mundo paralelo

Podría estar en ruinas el mundo pero si ella me miraba no hacía falta nada más. Nunca pude descubrir  que tesoro guardan esos cristales preciosos que posees como ojos. Son morfina en medio de tanto sufrimiento y descontrol. Al verla, automáticamente era transportado a un mundo paralelo. Un mundo creado para nosotros, donde ya no existía ningún tipo de impedimento ni descontrol. Ahí, los dos, mis poemas y su sonrisa, hacían un equipo inseparable. Su inocencia y su desnudes al mirarme era casi una mezcla celestial. Se soltaba el pelo, me miraba y sonreía... que placer de dioses. Quien diría que estábamos viviendo la aventura de nuestras vidas; estábamos sorteando al destino con una de las historias más maravillosas del mundo.


En aquel mundo de fantasía y amor ya no había tiempo ni espacio. Nadie era preso de nada. El único rey y señor era el amor. Cantábamos a los cuatro vientos que por una vez en la vida las cartas se nos habían barajado a nuestro favor. Pareciera que el destino se nos había puesto de nuestro lado. Sin presiones, sin prejuicios, sin ningún tipo de impedimento para demostrar que esta vez el amor había triunfado entre nosotros. Nos amábamos y esa era la ley que predominaba entre vos y yo. Ella me miraba con su sonrisa estrepitosa y nada faltaba. Éramos dos viajeros del amor, simplemente nos sacamos la lotería al encontrarnos y gastamos todo nuestro premio en pasajes hacia la felicidad. Sencillamente éramos dos soñadores con particularidades distintas; yo con mis poemas y ella con su sonrisa. Pero aun así, teníamos algo en común: Ambos queríamos volar.



martes, 6 de enero de 2015

Silencio mortal

Mirándote una vez más,
tratando de hacer callar las voces,
me encuentro frente a tu ser
y ya no sé qué hacer.

Pensando que ya he olvidado
aquel deseo que tenía por vos.
Quizá sea un juego del destino,
quizá sea una falsa ilusión mía,
quizá sea un enigma sin descubrir.

Pero apareciste sin pedir permiso,
te metiste en mi mente a los gritos
ya nada podría cambiarte,
ya nadie podría ocupar tu lugar.


¿Qué podré hacer? Mi cabeza va a estallar.
Cuando te veo todo tiene sentido,
mi vida cobra color al ver tu sonrisa
llenas mi alma, me devuelves aquello
que he buscado sin cesar durante años.

Pero me encuentro solo aquí,
observando tú hermoso cabello,
telas finas sobre tu cabeza
que al viento hacen enaltecer.

Me encuentro aquí, observando
la mirada que traes bajo esas pantallas.
Que causa mi insomnio y mi desvelo
mi fuga y mi encuentro.

El miedo corre por mis venas,
no sé qué decirte, no sé cómo mirarte.
La ansiedad hace temblar mis piernas
y vos solo te me quedas mirando,
pensando que quizá he perdido la cabeza.

Es que vives dentro mío, vives en mi mente.
Cada día intento mantenerte viva
intento poder abrazarte y
ya nunca poder despegarme de vos.

Pero simplemente me quedo
perplejo ante tu despedida.
Un beso en una mejilla, y un abrazo
me dicen que quizá nunca seas para mí
y que he perdido otra oportunidad
de decirte lo mucho que te amo.





lunes, 5 de enero de 2015

Momento sublime

Él tenía algo que decirle. Ella tenía una sonrisa que mostrarle. Quizá el destino los haya unido, quizá el azar haya jugado con sus vidas un segundo. Pero ahí estaban, cruzando miradas. Cansados de cargar una vida de errores, se propusieron jugar un segundo a ser mayores. Pensaron que ya no hacía falta pensar, sino que sentían que lo único que debían hacer era sentir. Sentirse. Vivirse.

Ella con su tierna mirada y su sonrisa de risueña. Él con su locura desdibujante y su frescura de otoño. Se veían y el mundo frenaba. Estaban creando historia, estaban haciendo vida. Ya no importaba nada más. El tiempo pasaba a segundo plano. Nada ni nadie podría detenerlos. El mundo giraba alrededor suyo y la vida continuaba. Sin embargo prefirieron seguir sintiéndose. Ella fumaba deseos. Él aspiraba sueños. Juntos se intoxicaban de amor. Aquella droga más dañina y hermosa que cualquier otra.

Fueron segundos pero parecieron centenares. Él la miro, ella se escondió entre sus manos, buscando algún refugio a su timidez. Y sucedió lo inesperado. Se besaron. Un manantial celestial rondaba alrededor de estos dos románticos emprendidos. Era como si en ese momento estaban viviendo exactamente lo que tenían que vivir. Para esto fueron creados. El cielo estaba a sus pies, ya nada podría detener a estos dos emprendedores del amor.

Habían jugado la última carta de su mazo. Ni él ni ella sabían si habían jugado correctamente, pero qué más da. Estaban ebrios de amor. Ya habrá tiempo de resaca. 





domingo, 4 de enero de 2015

Solo cierro los ojos

Solo cierro los ojos
y es ahí donde puedo tenerte.
Solo ahí puedo decir que eres mía.

Solo ahí puedo mirarte,
sentir que el tiempo no corre
sino que nos envuelve y juega con nosotros.

Solo ahí puedo besar
tus preciosos labios y sentir
que nuestras pasiones se unen.

Solo ahí puedo ver en tus ojos
la dulzura de tu alma y pensar
que ya nada podrá separarnos.

Solo ahí puedo acariciar
tu hermoso rostro,
escultura de dioses, perfecta creación.

Solo ahí puedo ser el fundador
de aquella marca divina
que da forma a tu sonrisa.

Como quisiera poder creer
que todo esto es real.
Sin embargo, la melancolía corre
por mis venas al ver
que he abierto los ojos y todo aquello
que alguna vez pensé fuese real
se desvanece en un segundo.

Pero he decidido volver a cerrarlos
y disfrutarte una vez más
porque sé que solo ahí puedo decirte
Te amo.