jueves, 22 de enero de 2015

Dejá que el momento te viva

Vive el momento. No, mejor aún, deja que el momento te viva. La vida no es más que un conjunto de momentos. Nos levantamos todas las mañanas para afrontar diferentes momentos durante el día que van a ir conformando lo que realmente somos. Así mismo, cada día es una nueva oportunidad, cada día es un nuevo amanecer y la vida te lo plantea para que lo disfrutes. Nos pasamos la vida intentando pensar que hacer, ideando estrategias para afrontar el futuro y así poder salir victorioso del mismo. Esto no está del todo mal, es más, es necesario en cierto sentido. Pero aún más necesario es que el momento te viva.

Sí, podrás pensar que quizá no estés preparado ni tengas las mejores herramientas para afrontar al momento; efectivamente, ese es el motivo por el cual el momento nos tiene que vivir a nosotros. Si logramos realizar que el momento realmente nos viva, podremos entender que es lo que está en nuestro interior. Cometeremos errores, seguro además; pero en la vida muchas veces hay que cometer errores, algunos efectivamente son errores, pero otros  nos daremos cuenta de que el mayor error de todos fue no haberlo intentado.


Simplemente dejá de hacerte problemas por cuestiones sin sentido o por situaciones que te exceden completamente. Deja que el momento te viva, dejate sorprender con lo que la vida tiene preparada para vos. Sonreí, disfruta y alegrate por las pequeñas cosas, así las más grandes sentirás el doble de felicidad. Sorprendete, supérate y crece con cada momento que te toque vivir. Mantenete siempre alerta a lo que la vida te quiere decir, abrí bien los ojos y siempre intenta aprender más y más. La vida no es simple, es verdad, pero tampoco es complicada; nosotros la complicamos y esa es la realidad. Cambia tu mundo, donde te toque estar y que tu sonrisa sea la marca registrada de tu vida. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada