lunes, 16 de febrero de 2015

Chica misteriosa

Ella es la chica misteriosa. En el instante mismo en que nuestras almas se cruzaron me he encontrado en esta encrucijada por saber de ella… conocerla. Hasta el día de hoy, jamás he descubierto que misterio guarda su asombrosa alma. Vaga por los pasillos de la vida dejando un rastro de enigma que no hace más que incendiar mi mente de curioso asombro. Ella tiene algo que el mundo necesita: una sonrisa sincera. Rara vez se la ve con la cabeza rendida, sino que hace presencia de una dulce sonrisa, honesta y simpática, que irradia una energía increíble.

Podrá estar tu mundo en ruinas, pero basta que desenvaine su bella sonrisa para que encuentres el camino a tu hogar. Así es ella, la chica misteriosa, simple y humilde como ninguna otra. Con solo la entonación de unas simples palabras, la dulzura hace presencia y arrebata todo aquello sobrante del lugar. Sus ojos, que decir de ellos, grandes y penetrantes que asaltan tu alma sin pedir permiso. Se entrometen en tu mente y dejan una fragancia de infinita paz. Así es, su mirada es de intensa satisfacción, pero con un misterio aun sin descifrar.

Su historia, sus miedos, sus derrotas y sus triunfos, su alma, sus metas, sus luchas, sus sueños… Ya habrá tiempo para saber todo eso; por ahora, lo único que puedo hacer, es disfrutar del viaje, sabiendo que si hay algo en mi vida que necesite descanso bastará  simplemente mirarla a los ojos y sentir su sonrisa sobre mi alma. Porque así es ella, la chica misteriosa; cuando todo se sitúa en una fría y solitaria tempestad, su alma emana una paz que abraza tu pesar y deja que tu alma repose una vez más. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada