miércoles, 1 de julio de 2015

Punto y coma

Hoy decido volver a empezar, hacer callar aquella voz que tanto tiempo no me ha dejado descansar.

Hoy decido mirarme una vez más, sentir que este es mi cuerpo y aceptarlo sin vacilar.

Hoy decido volver a empezar, dejar de insinuar que todo pasará y hacer algo para que poder mejorar.

Hoy decido dejar atrás, aquella persona solitaria y deprimente que no quise ser jamás.
Hoy decido sonreír a la vida despertarme a la mañana y emprender un viaje de ida.

Hoy decido dejar de pensar en el nebuloso y tenebroso ayer y mirar en todo aquello que puedo lograr.

Hoy decido volver a creer que mis sueños no han caído y mis metas volverán a nacer.
Hoy decido colocar un punto y coma en la oración, no cerrar el libro con lo peor que fui sino enfocarme en todo aquello que siempre quise ser, aferrado a la promesa de que siempre se puede volver a nacer.

Creer en mí mismo, enfrentar el miedo y salir a vencer, dando lo mejor de mí en cada paso que me toque emprender, pero sobre todo no olvidando donde había estado, recordando que con Dios de mi lado nada ni nadie podrá hacerme caer

Hoy decido volver a empezar, poner un punto y coma a mi vida y dedicarme a soñar.