sábado, 26 de marzo de 2016

Dos locos del amor

Ellos eran dos locos del amor. 

Él la miraba tan intensamente que en sus ojos lo único que se proyectaba era amor. Amor del puro, amor incandescente, amor brillante y hermoso. La miraba y en sus pupilas se proyectaba su vida junto a ella, sus mañanas de felicidad, de despertar con su alma gemela a su lado. Podía mirarla por horas y jamás entraría en su cabeza la idea de que ella estaba ahí, para él, para siempre. 

Ella lo miraba con deseo, con ternura y locura de la buena. Su sonrisa es la marca registrada de su persona. Al sonreír es inevitable pensar que la felicidad que contiene al estar junto a él es tan grande que no entra entre sus comisuras. Su corazón explotaba, se sentía simplemente con mirarla. Se respiraba amor del bueno, se trasmite al estar junto a ellos y es que son una pareja excepcional, casi como si fueran diseñados el uno para el otro desde el inicio de los tiempos y el encontrarse fuese el broche de oro de esa magnifica creación. 

Se habían encontrado sin siquiera buscarse. Se habían encontrado y lo tenían todo. Se hicieron con el premio mayor al verse por primera vez y amarse como lo hacen hoy en día. Nadie entenderá su amor, nadie podrá saber cuanto y como es ese amor que transita entre sus corazones. Solo ellos saben cuanto se aman, como se aman y sobre todo, cuanta locura hay en su amor. Nadie sacará de mi mente su ejemplo de amor. Ellos son lo que algún día querré ser yo y me alegra saber que todavía en este mundo hay gente que quiere amarse de manera real: con locura. 

Ellos eran dos locos del amor, dos enamorados de la vida y el destino los unió tan mágicamente que su encuentro fue infinitamente único. Sellaron su vida el uno para el otro entregándose aquello mas preciado que un hombre puede tener, su intimo corazón. Nadie podrá jamás separarlos, nadie podrá apagar su fuego, porque quien lo intente se topara con una barrera que nadie nunca ha podido enfrentar. 

Ellos eran dos locos del amor y espero que lo sean por siempre porque el mundo necesita mas de su locura. Ojalá nunca dejen de amarse como lo hacen, porque amores así no se ven en todos lados. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada