miércoles, 1 de junio de 2016

Almas partidas, almas fundidas

Almas partidas encontradas en las calles
serpenteando al mal amigo del destino,
encuentran consuelo en los detalles,
de las baldosas de un pisado camino.

Dos almas que se funden solas
en las mañanas frías de invierno.
Levantan vuelo y sacuden sus alas
partiendo a un lugar casi eterno.

Nunca solas, nunca juntas;
se fueron con miles de preguntas.
Surcaron vientos del oeste
para al fin ser libres y silvestres.

Vuelan sin tocar el suelo,
hermosos seres de ensueño.
Nadie los detendrá jamas
para juntos vivir hasta el final.

Almas partidas vuelan hacia lo eterno
dos almas fundidas en un amor de cuento.
Viven felices en las nubes de un cielo
lleno de estrellas y sueños solo para ellos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario