jueves, 23 de junio de 2016

Luna de primavera

Ella es la luna de primavera,
grande y ajena del mundo terrenal,
que inunda tus caminos de placida manera,
llenando tus vacíos con su formula vital.

Difícil es olvidarse de su aroma,
 deambula en tu alma cual típica viajera.
Sabia en cuanto la vi que ese era su idioma:
 sacarte una sonrisa sin importar su manera.

Que afortunado fui de encontrarla
aun cuando mis sentidos estaban en bajada.
Ella estaba ahí, solo hacia falta esperarla;
su marca difícilmente sera historia pasada.

Mi corazón se reconstruyo de cero;
muchos cimientos fueron gracias a ella.
Quien diría que solo con mirar ese lucero
volvería a sentirme vivo siendo una estrella.

Ella es mi luna de primavera;
en mi cielo tiene un lugar especial.
 Siempre la recordaré de la misma manera
dándome su formula de la esencial vital.



No hay comentarios:

Publicar un comentario