domingo, 12 de junio de 2016

Prólogo de amor

Quiero escribir sobre vos. Eso fue lo que pensé en el momento en que te vi. Recostada sobre un sillón de colectivo típico, charlamos durante horas enteras en un viaje que poco tenia de casual. Yo te había visto antes, había disfrutado el poder estar cerca tuyo, pero jamas habíamos hablado hasta ese momento en particular. Fue un lindo momento, es uno de esos instantes que guardo en mi corazón para la eternidad. Sinceramente encontré en vos una persona que supo ganarse un lugar en mi corazón y hoy puedo decir, orgullosamente, que estas ahí y disfruto que lo estés. Cada vez que te veo, cada vez que hablo con vos, se enciende esa parte de mi corazón y hace que me genere una alegría desde adentro mezclada con amor. Si, amor del bueno, amor que moviliza. 

Tengo la dificultad o la virtud, depende de quien lo vea, de ser muy trasparente con estas cuestiones. Probablemente te habrás dado cuenta que no tengo problemas en mostrar lo que siento y  me dejo guiar por estos sentimientos. Es por ello que, en el momento en que estamos juntos, me dejo llevar completamente por la situación y disfruto mucho estando junto a vos. Ya sea unos segundos o unas horas, el estar junto a vos supone que todo mi cuerpo entre en un estado que pensé que lo tenia muerto. Pensé que no me iba a volver a pasar, pero claramente me pasa. No puedo negarlo, no puedo apagar un sentimiento. 

Debo decir que me cautivo todo de vos, tu forma de ser, tu excelente humor, tu sonrisa, la forma en que se entremezclan la inocencia y el modo directo de ver la vida. No das vueltas, no rodeas las situaciones y eso me encanta. El hecho de que seas directa hace que me generen ganas de hablar mas con vos, de contarte lo que siento y de que tengamos una confianza enorme. Se que esto se construye día a día, se que no surge de un momento a otro, pero no puedo evitar que cada vez que te vea se despierte en mi un sentimiento intimo de parar el tiempo y quedarme con vos ilimitadamente. Vivo pensando en vos, esto es una realidad ineludible. Hay noches en las que me desvelo simplemente pensando en vos, en algún encuentro que podríamos tener o simplemente en la forma en que mis sentimientos se movilizan cuando estoy con vos. 

Sin embargo, puede que el amor que sienta por vos me haga bien, me haga sentirme vivo otra vez, pero no tendría tanta importancia si no es mutuo. Es decir, amo sentir esto por vos, pero amaría el doble si vos también sentís algo por mi. Seria una persona sumamente feliz si en tu corazón hay lugar para un loco del amor como yo. Haría todo lo posible por ganarme ese lugar y poder disfrutar plenamente de tu compañía. Porque ¿Sabes que? desde el momento en que te vi supe que tenia que escribir sobre vos, pero mas importante aun, es que supe que quería escribir con vos y no necesariamente sobre el papel, sino en la vida misma. Quería empezar una historia con vos en el momento en que te vi. Mereces lo mejor del mundo, mereces a alguien que limpie tus alas y te ayude a volar. Alguien que te acompañe en la vida, te de apoyo y este firme en cada decisión que tomas. Hoy estoy dispuesto a ser él, pero la única que puede decidir sos vos. ¿Hay lugar en tu corazón para mi?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada