miércoles, 2 de agosto de 2017

Tan simple y tan complejo

Te tengo en mente, te siento y a la vez no estas. Me desgarro por mantener en silencio lo que el corazón, cansado y penoso, angustia poder sacar a relucir. Es que me desvivo desde el momento en que mis ojos depositaron su mirada en tu alma. Sentirte frente a mi fue lo mas fuerte que me paso en esta vida y siento que si no te lo digo, si no te explico que en mi hay un completo desastre de sentimientos, siento que jamas lo sabrás. 

No soy la mejor persona simulando u ocultando sentimientos. Creo que es evidente que, mientras mas hablamos, mientas mas nos conectamos, mi corazón te muestra pequeñas pruebas de este loco sentimiento en mi ser. Pero me desgarra el silencio, me hace mal pensar que hay una posibilidad de escribir una historia juntos, de que podamos conectar nuestras almas, sentirnos uno y disfrutar de esta vida de a dos. Tu locura, tu simpatía, tu inocencia y tu delicadeza, robaron mi corazón. 

Pero acá sigo, censurando. Si algún día me animo a decirte que me gustas, quiero que sepas que fue por una lucha interna muy fuerte. No fue simplemente por decir esas dos palabras tan simples y a la vez tan complejas. Fue porque decidí que valía la pena el riesgo. Decidí que valía la pena arriesgar lo que tenemos por algo mas, por un premio mayor. Pero si de nuevo me encuentro frente al silencio, quiero dejar por escrito que sos la persona mas hermosa que conocí y que, tan simple y tan complejo, me gustas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario